Compartir!Share on LinkedInShare on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Tumblr

 

  • El monto de los daños podría superar los 15 mil mdd
  • Podría tardar años la reconstrucción

El Insurance Information Institute dio a conocer que las pérdidas económicas ocasionadas por el huracán Harvey, que provocaron inundaciones y destrucción sin precedentes en Houston, Texas, podrían llegar a sobrepasar los 15 mil millones de dólares; es decir, más de lo que se erogó por el huracán Katrina en 2005, aunque también se aclara que aún está pendiente identificar y contabilizar cuántos de los inmuebles afectados tenían cobertura de inundación, para dar una cifra definitiva referente a los daños totales y los asegurados.

Hasta el cierre de agosto se hablaba de un total de seis muertos y el cierre de las principales vías de comunicación de la entidad. El gobernador de Texas, Greg Abbott, consideró que la situación es grave en la entidad y empeorará en los próximos días, cuando descienda el nivel del agua.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) aseguró que “este fenómeno no tiene precedentes, y la totalidad de sus efectos es aún desconocida y puede ir más allá de todo lo ya experimentado”. Las autoridades señalaron que las inundaciones “son catastróficas y ponen en riesgo la vida de los residentes”. Los operadores del número de emergencia 911 en Houston recibieron 56 000 llamadas en un lapso de solo 15 horas. Houston tiene 2.3 millones de habitantes, hecho que pondrá a prueba la capacidad de respuesta de la industria aseguradora ante las indemnizaciones que se generen por la catástrofe.

En la costa, Harvey ha dejado casas sin tejado, carteles de señalización en el suelo, barcos estrellados contra edificios y líneas eléctricas derribadas. Además, 316 000 ciudadanos permanecen sin electricidad. Hasta el momento, 112 plataformas habían sido evacuadas, y ExxonMobil anunció la suspensión de actividades en su polo petroquímico de Baytown, uno de los más grandes del mundo, por “problemas operacionales” ocasionados por las inundaciones.

Con el huracán Katrina se pagaron 15,000 millones de dólares por las pérdidas que generaron las inundaciones en Louisiana y Mississippi, a través de un programa federal, que es el único seguro con el que cuenta la mayoría de los residentes del país: el National Flood Insurance Program (NFIP). Algunos dueños de propiedades dependen de este programa porque las pólizas de aseguradoras privadas no cubren los daños por inundaciones.

El gran problema es que ese programa federal está tan endeudado que probablemente deba ser rescatado una vez más por los contribuyentes. Un reporte de la agencia Reuters precisó que el programa debe 24,600 millones de dólares al Tesoro tras afrontar las pérdidas de Katrina en 2005 y de la tormenta Sandy en 2012.

En la costa de Texas hay vigentes 435,000 pólizas del NFIP, de acuerdo con datos del Pew Research Center. Sin embargo, apenas 15 por ciento de las casas en el condado Harris, que incluye a Houston, tiene este tipo de seguro para inundaciones, según cifras del NFIP citadas por CNN.

 

Suscríbete al Newsletter de EL ASEGURADOR

Al dar click en el botón de suscribirme aceptas nuestro aviso de privacidad